Logos Cabecera
REVISION_ANEXO_C_RECOPILACION_DOCUMENTAL.png
Discurso del Canciller Nacional, Embajador Eladio Loizaga, durante la Ceremonia de Condecoración del Embajador del Reino de España, Don Diego Bermejo, por término de misión.
Publicado: 05/22/17 01:00:p. m.

Con sumo agrado estamos en este acto para distinguir al ilustrado Embajador del Reino de España, don Diego Bermejo, por término de misión y tras desarrollar una encomiable gestión para seguir fortaleciendo las históricas relaciones entre nuestros dos países.

Desde hace unos años, la agenda bilateral entre Paraguay y España (España y Paraguay) ha cobrado un significativo impulso, gracias a la renovada importancia que el Gobierno del Presidente Horacio Cartes y el de Mariano Rajoy conceden a los vínculos entre nuestras respectivas naciones. Con vigor y de manera sistemática estamos activando eficientemente el intercambio y la cooperación en los campos de la economía, el comercio, la inversión, la educación y la cultura.

El crecimiento de nuestra economía y los índices macroeconómicos que destacan los organismos internacionales, despiertan en España,particularmente entre los empresarios, la acción de elegir al Paraguay para venir a trabajar con nosotros en ámbitos tales como las obras de infraestructura, la construcción edilicia, la industria y aún en el sector bancario.

Asimismo, en el marco de su gestión, la demanda de los servicios aéreos en el Paraguay ha impulsado a la compañía Air Europa a iniciar vuelos directos entre Asunción y Madrid, favoreciendo nuestra conexión con España y Europa, logro obtenido durante la visita del Presidente Cartes a España.

La Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID) está volviendo a tener mayor presencia en nuestro país, contribuyendo con los programas en materia de salud, educación, cultura y en los planes dirigidos a la reducción de la pobreza. También, en el marco de las Becas Carlos Antonio López (BECAL), me place señalar que España es uno de los principales destinos elegidos por los estudiantes paraguayos de postgrado así como de docentes.

Paralelamente, suscribimos importantes acuerdos bilaterales. Entre ellos sobresale el de la Seguridad Social, el cual es de suma relevancia considerando la gran cantidad de compatriotas que residen en España, quienes gracias a este convenio tendrán la posibilidad de percibir sus haberes jubilatorios en el Paraguay.

De igual manera, resalto la suscripción del Memorándum de Entendimiento entre la Autoridad Reguladora Radiológica y Nuclear y el Consejo de Seguridad Nuclear de España; y la importancia de la firma de los Memorándums de Entendimiento entre Cancillerías, sobre Consultas Políticas y la Cooperación en Materia de Ciberseguridad, ambos suscritos con mi ex colega y apreciado amigo Don José Manuel García-Margallo.

Quiero destacar, muy especialmente, los encuentros al más alto nivel que se han dado entre nuestros dos países en estos últimos años, resaltando sobretodo la Visita Oficial del Presidente Cartes a España en junio de 2015, oportunidad en que fue recibido por Su Majestad el Rey Felipe VI quien nos sorprendió gratamente con un saludo al pueblo paraguayo en idioma guaraní. Asimismo, la Visita Oficial a nuestro país del entonces Canciller, José Manuel García-Margallo, y la reciente visita a Paraguay de Fernando García-Casas, Secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, testimonian el buen nivel del relacionamiento entre ambos países.

Durante las visitas que, por mi parte, realicé a Madrid, en mayo de 2015 y diciembre de 2016, sirvieron para potenciar aún más nuestras relaciones bilaterales y para acordar posiciones sobre temas de la agenda multilateral. En esta última ocasión fui el primero de los Cancilleres de la región que fue privilegiado en ser recibido por el Ministro Alfonso Dastis, quien me sorprendió gratamente por su conocimiento del Paraguay y me reafirmó el interés de España en acrecentar los intercambios entre nuestros dos países.

Estimado Embajador Bermejo

Lo que acabo de mencionar entre las muchas actividades desplegadas últimamente en nuestras relaciones, se lo debemos en gran parte a su dedicación y excelente gestión al frente de la Embajada del Reino de España en Asunción, acompañado siempre de su distinguida Señora, Julia.

Por lo tanto, en reconocimiento a su dinámica y destacada labor, en nombre del Gobierno de la República del Paraguay me es grato imponerle la condecoración de la Orden Nacional del Mérito en el Grado de Gran Cruz, y con la confianza de que así como la amistad y la hospitalidad que le hemos brindado en esta tierra guaraní, usted no solo apreciará esta distinción sino, sobre todo, seguirá colaborando para que la vinculación recíproca entre nuestras dos naciones se profundicen y amplíen cada vez más.

Paraguay y España (España y Paraguay), mirando hacia el futuro y con el cimiento de la historia y de la lengua que nos unen, tenemos el compromiso de trabajar juntos por la grandeza y la prosperidad de nuestros pueblos.

Es el desafío que jamás debemos olvidar, porque tal como decía nuestro gran Augusto Roa Bastos, "Don Quijote cabalga aún entre nosotros, portando la bandera de la libertad".

Un feliz retorno y recuerde siempre que el Paraguay es también su patria.

Muchas gracias.



Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas