#

MERCOSUR: La experiencia vivida en 29 años ratifica la apuesta por la integración y la complementariedad
Publicado: 03/26/20 04:41:p. m.

Hoy 26 de marzo se cumplen 29 años de la firma del Tratado de Asunción, el origen del MERCOSUR. Hoy se impone sacar importantes lecciones de la experiencia vivida para actualizar al bloque a los requerimientos del mundo de hoy, aprovechando convenientemente las tendencias actuales.

Las exigencias actuales deben convertir al MERCOSUR en un eslabón importante en las cadenas globales de valor, pero el desarrollo económico debe ir más allá de las fronteras del comercio tradicional de productos y mercancías, sino debe colocar al ciudadano en el centro de los esfuerzos colectivos para alcanzar su bienestar.

El Tratado de Asunción ha marcado un hito en las relaciones internacionales de la región, a través del cual cuatro países hermanos decidieron construir un proceso de integración con miras a un mercado común que, bajo los principios de igualdad y complementariedad, busque el desarrollo económico de sus miembros.

En estos casi 30 años del MERCOSUR, resaltamos principalmente algunos de los importantes beneficios que trajo para el Paraguay, considerando las asimetrías existentes y su condición de país sin litoral:

  • Ayudó a la consolidación del proceso democrático en el Paraguay.
  • Contribuyó al fortalecimiento de los cuadros administrativos del Estado paraguayo, especialmente en materia de negociación. En este sentido, el MERCOSUR, con sus diferentes actividades, negociaciones, programas y planes, contribuyó a la capacitación del capital humano del Paraguay, quienes hoy se encuentran más preparados para negociar asuntos de interés nacional.
  • Fortaleció la competitividad de la producción nacional, pues para acceder a los mercados de los demás socios, las empresas nacionales tuvieron que dar un salto de calidad en los productos y estandarizar los procesos de producción.
  • Se le puede atribuir al MERCOSUR la creación del comercio intrazona. Los Estados Partes incrementaron considerablemente sus corrientes de comercio entre sí, a la par de aumentar también las exportaciones a extrazona, por lo cual se puede inferir que la creación de comercio ha sido superior al desvío de comercio. Actualmente, más del 50% del comercio internacional del Paraguay se realiza con el MERCOSUR, y casi la totalidad de las exportaciones con valor agregado se realizan al MERCOSUR.
  • La negociación de acuerdos comerciales con países y grupos de países con los que el Paraguay no hubiese podido suscribirlos de manera independiente. Se resalta principalmente la conclusión de las negociaciones con la Unión Europea y EFTA. Anteriormente se suscribieron Acuerdos con Israel, India y Egipto. Actualmente se encuentran avanzadas las negociaciones con Corea, Canadá, y Singapur.
  • El reconocimiento de las asimetrías que tiene el Paraguay con respecto a los demás socios, lo que derivó en la creación del Fondo para la Convergencia Estructural del MERCOSUR (FOCEM), como un fondo destinado a financiar proyectos que promuevan la convergencia estructural, el desarrollo de la competitividad y la cohesión social. Así como el apoyo al funcionamiento de la estructura institucional y al fortalecimiento de la integración.
  • Ser miembro del MERCOSUR, sin dudas, repercute positivamente en la imagen del Paraguay, además de significar un incentivo para la atracción de inversiones, teniendo en cuenta la posibilidad de acceder con arancel cero a los mercados más importantes de Sudamérica, como lo son Brasil y Argentina.
  • En los diferentes subgrupos de Trabajo y Reuniones Especializadas, como el de Salud, Medio Ambiente, Turismo, Educación, Derechos Humanos y otros, se aprobaron importantes normativas para un trabajo mancomunado en estas áreas.
  • El Paraguay es sede de dos órganos de relativa importancia en el MERCOSUR, como lo son el Tribunal Permanente de Revisión y el Instituto Social del MERCOSUR. El establecimiento del TPR fue una piedra fundamental para constituir a Asunción como capital jurídica del MERCOSUR.

Desde el inicio de sus operaciones, el monto total de los proyectos aprobados para los países del MERCOSUR ha superado los 1.000 millones de dólares, de los cuales el Paraguay se benefició con el 89% de los fondos.

En cuanto a su futuro, se ha aprobado la Decisión CMC 22/15, que dará continuidad al Proyecto FOCEM por 10 años más. Se aguarda la ratificación de esta normativa por todos los Estados Partes del MERCOSUR en breve tiempo.

En materia de salud, el Paraguay recibió importantes asistencias en periodos de dificultades sanitarias, como lo fue la Gripe AN1H1, la fiebre amarilla y el dengue.

En los próximos días se suscribirá un Programa Adicional del FOCEM a un proyecto vigente de investigación, educación y biotecnología de la salud, como instrumento para enfrentar la crisis sanitaria COVID-19. Con esta ampliación se fortalecerá la investigación en inmunología y enfermedades infecciosas de la Red, con especial énfasis en la detección y tratamiento del COVID-19.

Los Institutos participantes de cada Estado Parte pueden activar en forma inmediata mecanismos de colaboración para realizar diagnóstico del agente viral causante de COVID-19, así como desarrollar un test confiable de serodiagnóstico para el seguimiento de la epidemia.

En conclusión, la integración regional es un imperativo, no una opción, y el elemento promotor es la complementariedad de recursos, capacidades y mercados de los Estados Partes. Debemos capitalizar la gran potencialidad de nuestra región como productora de alimentos para el mundo.

Asunción, 26 de marzo de 2020

MERCOSUR: La experiencia vivida en 29 años ratifica la apuesta por la integración y la complementariedad


Temas / Categorías
Destacados

Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas